Coches fantasma

Coches fantasma

Los “coches fantasma” han dejado de ser exclusivamente parte del folclore y las historias de terror para convertirse en un fenómeno real en el ámbito automovilístico. Aunque el término puede evocar imágenes de vehículos espectrales en carreteras desiertas, en realidad, se refiere a situaciones más mundanas pero igualmente misteriosas.

Hablamos de vehículos que han sido dados de baja temporal y circulan sin tener la documentación legal adecuada, seguro vigente o ITV aprobada. Esto implica entre otras cosas que, en caso de accidente, los costos médicos y de reparación pueden recaer en las víctimas o en los recursos públicos.

Este fenómeno es aprovechado por desguaces irregulares, talleres o empresas de compraventa que revenden estos vehículos (por piezas o enteros) en el mercado negro. Así como propietarios que dan de baja temporal su vehículo buscando quedar eximidos del pago de tasas e impuestos.

La DGT aplicó un cambio legislativo en 2022 que limita las bajas temporales de los vehículos a 12 meses buscando intensificar así la lucha contra este fenómeno.

Es importante que aquellos automovilistas que deseen dar de baja su vehículo recuerden que la única forma legal de dar la baja definitiva de su vehículo es llevarlo a un centro CAT registrado y autorizado por tráfico quienes son los únicos que pueden tramitar la desaparición y destrucción física del mismo.

Los coches fantasma representan un desafío significativo para la seguridad vial y la legalidad en las carreteras. Abordar este fenómeno requiere un enfoque integral que incluya medidas de control, educación y, en algunos casos, consideraciones sociales y económicas para abordar las causas subyacentes de esta práctica. Solo a través de esfuerzos coordinados será posible reducir los riesgos asociados con la presencia de coches fantasma en nuestras carreteras.

 

No temas a los fantasmas, llámanos.

Rellena el formulario y contactaremos contigo